CHANA DE SOMOZA

Chana está en un alto. Se muestra espléndida hacia el Teleno, y este le corresponde con la más bella estampa que podría ofrecer. Pero Chana es tímida y por ello esconde la mayor belleza en su interior.

Existe un hermoso camino que une a Chana con su río. Y es que Chana reparte su amor entre en protector de los maragatos y la corriente de

Vista de Chana y el Teleno

Vista de Chana y el Teleno

agua que les da vida.

Cuantas veces he paseado por la senda que lleva desde la Chana altiva a la Chana recogida. Caminando, en bicicleta o a caballo. Sólo o acompañado. Bajo la luz del sol o gracias al resplandor de las estrellas. Lúcido o cansado. Desde las Eras hasta el Río, pasando por la Llamera de la Cruz. He pasado por atajos llenos de espinos, bebido agua de sus molderas y descansado en caminos flanqueados por avellanos. He atravesado prados sembrados de chopos que marcan el camino al Duerna. He escuchado a las mierlas, estorninos o cucos. También he subido a las montañas de piedra de origen incierto. Y siempre he llegado al taller y a sus casas.

Y es que Chana está en un valle, escondida, y alza sus mejores galas a lo alto, sobre un castro, mostrándose al Teleno.

Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies